Noticias de la primera infancia

Reduciendo residuos en tu familia 

Por Rakia Raney, RDN

Ya lo habrás escuchado antes: reducir, reutilizar and reciclar. ¿Pero por qué esto es importante? Hay muchas razones para concentrarse en reducir la cantidad de basura, incluyendo ahorrar el espacio tan limitado de los basureros, disminuir la contaminación en el agua y preservar recursos valiosos.   

  • Reducir significa modificar nuestros hábitos. Pensar en cómo comprar mejor nuestros productos y ver la manera de no ocasionar tantos residuos, como: evitar empaquetar demasiado, no usar artículos una sola vez, y no usar o comprar bolsas plásticas y botellas de agua y refrescos. Para reducir el desperdicio de comida, comienza creando una pila de compostaje (o abono orgánico) en tu patio trasero o inscríbete en el servicio local de recolección de compostaje. De esta manera, en lugar de contribuir a saturar los vertederos de basura, estarás creando una tierra rica que puede ser usada en tu jardín o patio.  
  • ¡Puedes reusar y darles un nuevo propósito a varias clases de artículos! Intenta reusar contenedores de almuerzo en lugar de usar los de envoltorio plástico y de bolsas desechables. Usa las ropas viejas como trapos para el piso y usa papel viejo como material primario para hacer arte. 
  • ¡Recicla! ¿Sabías que el 75 por ciento de basura en Estados Unidos es reciclable pero solo reciclamos el 30 por ciento? La mayor parte de los cartones, latas, papel, botellas plásticas, metal y vidrio pueden ser reciclados. Inscríbete con tu reciclador local o trae tus artículos reciclables a uno de sus puntos de entrega. Aquí hay una muy buena lista de organizaciones locales a las que puedes contactar para reciclar todo tipos de artículos.

Ahora que ya sabes lo básico, aquí hay algunos consejos e ideas de como empezar a disminuir la producción de basura ¡de manera que los niños puedan ser incluidos también! Intenta con tus hijos estos conceptos e ideas simples:

  • Elijan pajitas (popotes), cubiertos y botellas de agua que sean reutilizables. Trae tu juego en tu propia bolsa o cartera de manera que los tengas siempre disponibles. Intenta ordenar tus bebidas sin ningún popote plástico. 
  • Ofrece bocadillos que no ocasionen desperdicio. Todos esos aperitivos que vienen con envoltorio ocasionan mucho desperdicio.  Procura crear tu propia mezcla de chocolate y frutos secos, palitos de zanahoria con humus, palomitas de maíz hechas en casa, rodajas de manzana con mantequilla de maní o frutas frescas.
  • Ensénales a los niños a ahorrar agua. Procura cerrar el grifo de agua cuando te cepillas los dientes, toma duchas cortas, no llenes la bañera hasta la mitad, lava la comida en un bol grande o llena la pileta de la cocina para lavar los platos en lugar de usar el agua corriente.  
  • ¡Sal al aire libre! Este es un gran recordatorio de porque es importante reducir nuestros desperdicios y proteger nuestro planeta.  Es fácil quedarse dentro de casa frente al televisor o jugando videojuegos. 
  • Recojan desperdicio del suelo. Camina alrededor de tu vecindario con tu hijo, y si ven algo tirado en el piso que parece desperdicio, haz que te ayude a recogerlo y colóquenlo en la basura o en el contenedor de reciclaje. 
  • Encuentren maneras divertidas de despejar la casa. ¿Sabías que en este momento Estados Unidos tiene 3 por ciento de los niños del mundo, pero 40 por ciento de los juguetes del mundo? ¿Tienes algún juguete extra que puedas pasarle a alguien o donarlo? Cuando necesites juguetes o ropas nuevas, piensa en comprarlos de segunda mano.  

Recursos para reducir los desperdicios con nuestros hijos:

Rakia Ranney es nutricionista certificada y consultora de lactancia del programa WIC del condado Jefferson. Le apasiona trabajar con familias y niños de todas las edades, desde niños chiquitos, pasando por los que son amamantados hasta los más grandecitos.