Como aprenden y se desarrollan los bebés:

4 a 8 meses

Los bebés de  4-8 meses podrían llegar a explorar objetos con la boca y mediante patadas, alcanzando y agarrando objetos, jalando y soltando. ¡Se deleitan descubriendo nuevas habilidades!

A esta edad los bebés pueden sonreír, reír, hacer sonidos con la boca, y tratar de tocar para sentirse presente en interacciones con sus padres y otras personas que estén a su cuidado. Les encanta escuchar y responder al lenguaje hablado mediante la imitación de sonidos y rimas de lo que escuchan.  

Esta página describe el desarrollo infantil típico, pero recuerda que cada niño es diferente y se desarrolla a su propio ritmo. Consulta con tu médico u otro profesional de confianza si tienes alguna pregunta o preocupación.

Las relaciones cariñosas constituyen la base fundamental de un desarrollo saludable. 

Las relaciones afectivas hace que los niños se sientan seguros, valorados y protegidos. Las relaciones les enseñan a los niños pequeños cómo cultivar amistades, a entender y comunicar sus sentimientos, y a sobrellevar problemas.  

A través de nuestras  relaciones con ellos a medida que crecen, les enseñamos  a desarrollar compasión por los demás y un sentido de saber distinguir lo que está bien de lo que está mal. 

Desde el nacimiento, la manera en que los adultos traten a los bebés marcará lo que ellos  aprendan y entiendan de sí mismos.  

Todos los días, al preocupamos e interactuar con nuestros hijos les estamos dando mensajes  como los siguientes: eres inteligente, ¡mira cómo resolviste eso! Me haces reír y me encanta pasar tiempo contigo. Eres amado. 

Este tipo de mensaje va formando como el bebé se siente sobre sí mismo y le permite forjar su autoestima.  

Consejos para fomentar el desarrollo socioemocional de 4 a 8 meses: 

  • Provee atención que sea afectuosa y sensible. Dale a tu bebé el cuidado que necesite. Se hará más fácil a medida que lo vayas conociendo más y entiendas que le agrada y que no le gusta, sus juguetes favoritos y la mejor rutina diaria para él. Asegúrate de compartir esta valiosa información con las otras personas que ayuden a cuidar de tu bebé.
  • Fomenta el desarrollo de tu bebé.  Los bebés de esta edad aprenden a través de relaciones y mediante el juego y la exploración. Los bebés aprenden mejor cuando les damos un poco de ayuda cuando así lo necesiten de manera que no se frustren demasiado. Comparte su alegría por las cosas que le interesan.
  • Ayuda a los bebés a sentirse seguros y queridos. Cuando los acurrucamos, los mecemos, les cantamos, leemos o hablamos con nuestros bebés, les estamos enviando mensajes haciéndoles sentir cuan especiales y amados son. Incluso cuando los niños  lloran, es importante ser cariñosos y amorosos. Esto les indica que los amamos por quienes son ellos. Les ayuda a desarrollar un sentido de confianza que les ayudará a aprender como autoconsolarse cuando crezcan. 
  • Que tu cultura sea parte de la rutina diaria. Las rutinas consistentes también le ayudan a los bebés a sentirse seguros y confiados. La cultura de un niño es una parte importante de quienes son. Encuentra libros y música en la biblioteca que estén conectados a tu cultura y haz que esas historias sean parte de la rutina de tu hijo. Construir estas conexiones con la cultura ayudan a la formación de la autoestima infantil de maneras muy productivas.
  • Entiende y aprende a manejar la ansiedad de la separación. Usualmente alrededor de los 8 o 9 meses, algunos bebés podrían comenzar a mostrar ansiedad al momento de separarse y estar lejos de ti. Esto se debe a que los bebés de esta edad están comenzando a desarrollar “permanencia de objetos.” Es la comprensión de que tanto los objetos como las personas aún existen cuando no pueden verlas. Haz clic aquí para aprender cómo aliviar la ansiedad de una separación.

fuente: Cero a tres, https://www.zerotothree.org/resources/1853-desde-el-nacimiento-hasta-los-12-meses-desarrollo-socioemocional

 

LOS BEBÉS A ESTA EDAD PUEDEN: CÓMO PODEMOS AYUDARLES A APRENDER:
Mirar un objeto en su mano, meterlo a la boca y después sacarlo para verlo otra vez.  Expone al niño a muchas experiencias sensoriales dentro y fuera de casa: cosas para ver, sonidos, sabores, colores, texturas y movimientos.
Mantener el cuello erguido, voltearse boca abajo estando de espaldas (y viceversa). 

Sentarse sin apoyarse, o ponerse de manos y rodillas cuando estaba sentado.

Dale espacio para moverse y realizar distintas actividades físicas; por ejemplo, lo puedes acostar en el piso sobre una cobija en un área segura.
Repetir sonidos cuando balbucea, como “ma-ma-ma” o “ga-ga-ga”. Háblale sobre lo que otros bebés sienten o tratan de expresar con sus sonidos, gestos o expresiones faciales.
Repetir sonidos cuando balbucea, como “ma-ma-ma” o “ga-ga-ga”. Responde a sus sonidos, balbucea y háblale como si el bebé entendiera todo lo que le dices. Imita los sonidos y gestos que él hace y dale tiempo para que te imite.
Responder a un saludo con la mano y diciendo “adiós” o “bye-bye”. Usa rutinas diarias como despedirte y actúa bajo normas sociales como decir “adiós” con la mano o mandar un beso en el aire con la mano.
Sacudir un juguete, escuchar su sonido y sacudirlo otra vez. 

Golpear una cuchara sobre la mesa, notar su sonido y golpearla de nuevo.

Ofrécele juguetes que pueda agarrar, explorar y generar una reacción. Sacude juguetes con sonido para que el bebé lo escuche y responda. Tu también responde y explícale qué pasa con los juguetes. Dile por ejemplo, “¡Mira cómo empujas la pelota!”

fuente: Las pautas de Colorado para el aprendizaje y desarrollo en la primera infancia,aprendizajetemprano.org

Muchos niños con retrasos en el desarrollo o preocupaciones relacionadas con la conducta no son identificados tan temprano como deberían. Como resultado, estos niños tienen que esperar para recibir la ayuda que necesitan para tener éxito en entornos sociales y educativos (en la escuela, en el hogar y en la comunidad).

Es importante identificar si es que los niños presentan un retraso en su desarrollo o si es que tienes preocupaciones en cuanto a su comportamiento lo más pronto posible. Los estudios muestran que una intervención temprana y el tratamiento adecuado mejoran el desarrollo saludable.

 

MONITOREO DEL DESARROLLO PRUEBAS DEL DESARROLLO EVALUACIÓN DEL DESARROLLO
¿Qué es esto? 

Identificar etapas específicas del desarrollo

¿Quién lo hace? 

Padres, abuelos, y otros cuidadores

¿Cuándo ocurre? 

Desde el nacimiento hasta los 5 años

¿Por qué es importante?  

  • Para celebrar el desarrollo de tu hijo
  • Para hablar sobre el progreso de tu hijo con los proveedores médicos
  • Para identificar cuanto antes cualquier preocupación

¿Cómo? 

Obtén listas de verificación gratis y fáciles de usar,  aquí.

¿Qué es esto? 

Identificar etapas específicas del desarrollo

¿Quién lo hace? 

El pediatra, maestro de educación infantil temprana, u otro profesional

¿Cuándo ocurre? 

A los 9, 18, 24 y 30 meses – o cuando sea que exista una preocupación

¿Por qué es importante?  

  • Para descubrir si tu hijo necesita más ayuda con su desarrollo
  • Para determinar si es necesaria una evaluación de desarrollo

¿Cómo? 

Los profesionales usan una herramienta de detección formal y validada; aprenda más aquí.

¿Qué es esto? 

Sirve para identificar y diagnosticar retrasos en el desarrollo u otras condiciones

¿Quién lo hace? 

El pediatra especializado en desarrollo, un psicólogo infantil u otro proveedor capacitado

¿Cuándo ocurre? 

En cualquier momento que exista una preocupación

¿Por qué es importante?  

  • Para saber si tu hijo necesita tratamiento
  • Para ver si califica para una intervención temprana

¿Cómo? 

Los profesionales hacen un examen detallado usando herramientas de evaluación formales, observación y mantienen conversaciones con los padres y otros cuidadores.

Descubre más en la página de preguntas frecuentes sobre las evaluaciones del desarrollo.

Fuente: Centros para el control y prevención de enfermedades,  https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/childdevelopment/screening.html

Los bebés de 4 a 8 meses de edad están desarrollando un sentido de seguridad y confianza con sus padres y otros adultos que los cuidan. Les encanta interactuar cara a cara y ya están más alerta y son más móviles. A esta edad, los bebés pronto sabrán qué esperar de su rutina diaria. 

Están desarrollando un mayor sentido de comprensión social y emocional y a menudo muestran interés en otros niños. Comienzan a mostrar mayor conciencia de los sentimientos y expresiones emocionales en otros. Están aprendiendo cómo lograr — y mantener — la atención de un adulto.

Intenta con estos consejos para ayudar a fortalecer la resiliencia de un niño de 4 a 8 meses:

  • Respóndele a tu bebé amable y cariñosamente cada vez que interactúen
  • Mantén el contacto visual con tu bebé durante las rutinas como al cambiarle el pañal o darle de comer 
  • Habla y arrulla a tu bebé, imitando sus sonidos y expresiones
  • Juega al escondite 
  • Háblale, leele y cántale a tu bebé todos los días 
  • Deja que el bebé observe a otros niños; que los niños más grandes hablen, sonrían y se rían con el bebé
  • Habla con tu bebé sobre lo que podría estar sintiendo basándose en su comportamiento (si está llorando, riendo, etc.)
  • Intenta atenerse a una rutina horaria establecida para darle de comer, dormir y otras actividades de manera que el bebé sepa que esperar 

Source: Colorado Project LAUNCH, www.EarlyChildhoodMentalHealthCO.org

 

La arquitectura del cerebro humano se construye con el tiempo. El proceso comienza antes del nacimiento y continúa hasta la edad adulta.

Las primeras experiencias y relaciones dan forma a cómo se construye nuestro cerebro. Las relaciones seguras y amorosas crean una base sólida para el desarrollo saludable del cerebro.

Dependiendo de nuestras experiencias y relaciones en los primeros años, nuestros cerebros establecerán una base sólida o frágil, lo que nos afectará por el resto de nuestras vidas.

El desarrollo cerebral temprano ocurre por medio de un proceso esencial llamado “servir y devolver,” o la interacción de servicio y devolución entre niños pequeños y los adultos que cuidan de ellos. 

Servir y devolver: 5 pasos para desarrollar el cerebro

Aprende más sobre cómo se construye el cerebro con el servir y devolver en este video.

fuentes: Center on the Developing Child at Harvard University, https://developingchild.harvard.edu/;  Zero to Three, www.zerotothree.org

Más recursos